5 escenas de películas que fueron improvisadas y no lo sabias 0

Tom Holland

Todo lo que ocurre dentro de las películas, está debidamente pauteada por los guiones. Otras veces, los actores en pleno rodaje, tienen un inspirado impulso y cambian algunos detalles para enriquecer o arruinarlo.

No importa cuánto se planee la realización de la película, a veces los momentos memorables son los que no habían sido planeados, ya sea como resultado de la improvisación de sus protagonistas o de una orden del director en el momento. Nuestra lista se queda corta, sin embargo, aquí te traemos algunas escenas icónicas que nacieron totalmente de la improvisación y quedaron dentro del guión:

Jurassic World

Durante la película, podemos observar que la tensión romántica entre los protagonista aumentada en cada minuto. Cuando finalmente ocurre un beso entre Claire Dearing (Howard) y Owen Grady (Pratt) pues déjame contarte que no estaba en el guion ni lo había solicitado el director. Sin embargo, esta escena ayudó a la trama y sorprendió a todos en el set.

Django Encadenado

Las películas de Tarantino son recordadas por la acción y la sangre. En esta escena, no contaba con esa intensidad, pero Leonardo DiCaprio se dejó llevar por su papel y golpeó la mesa llena de cristales probando una herida en su mano, nadie se lo esperaba, lo cual hizo que todo fuera totalmente real.

El caballero de la noche

Según el guion, durante la última explosión del recinto, el actor debía subirse a un autobús. Sin embargo, la fuerza de la interpretación conllevó al personaje a quedarse jugando un rato con el detonador. Poca gracia le hizo seguir interpretando por el susto que se llevó con la última detonación en la que se ve como el personaje se sube rápidamente al vehículo para irse.

Los juegos del hambre

Al final de la última película “Los juegos del hambre: Sinsajo - Parte 2”, Effie Trinket (Elizabeth Banks) y Haymitch Abernathy (Woody Harrelson) comparten un dulce beso. El beso no se incluyó en el guión y en realidad fue en parte el resultado de los sentimientos genuinos de Harrelson hacia Banks. Luego Harrelson confeso en una entrevista que siempre quiso besarla y uso su personaje para no perder la oportunidad.

El Padrino

El diálogo, los movimientos de cámara y las luces estaban guionizadas. Lo que no estaba sobre el papel era la presencia del gato en brazos de El Padrino. Se dice que apareció espontáneamente en el set y Coppola decidió incluirlo en los brazos del duro de Corleone. Lo que aporta es un contrapunto imprescindible entre la dureza del personaje contrasta con el juguetón minino al que acaricia.

Previous ArticleNext Article
Periodista y amante del arte en todas sus manifestaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share via